Atractivos de Punta del Diablo

Con su distendido encanto de pueblo de pescadores, sus increíbles playas oceánicas y su animada movida nocturna, Punta del Diablo es uno de los destinos más convocantes del verano en Uruguay. Cada año son más los jóvenes que eligen este balneario de Rocha para pasar sus vacaciones, aunque también hay propuestas familiares en alta y baja temporada.

Qué hacer en Punta del Diablo

 La principal actividad para hacer en Punta del Diablo es, simplemente, la playa. Hay diez kilómetros de costa para disfrutar, con opciones para todos los gustos. La playa de la Viuda es la preferida de los surfistas, con bares relajados y movida juvenil durante todo el día. Por sus privilegiadas condiciones para surfear, la Viuda suele albergar torneos de surf. También tiene interesantes dunas para hacer sandboard.

Quienes buscan un mar más calmo y un perfil más familiar deben dirigirse a la Playa de los Botes (también llamada “de los Pescadores”), donde cada atardecer llegan los barcos pesqueros con la captura del día, una de las postales más representativas de Punta del Diablo. Hacia el este, la Playa del Rivero también atrae a los surfistas con sus buenas olas y sus lindos bares. Entre Punta del Diablo y Santa Teresa se extiende la Playa Grande, una larga franja de arena con mar abierto (recomendable para surfistas principiantes) y muy poca gente.

Junto al surf, la pesca es la gran actividad acuática realizada en Punta del Diablo. Hay muchos puntos pesqueros a lo largo de la costa (prácticamente cualquier roca es indicada para lanzar el reel), donde obtener chucho, pez martillo y cazón.

La tradición pesquera de Punta del Diablo se vive también en decenas de bares y restaurantes especializados en cocina de mar, y que hacen del balneario uno de los mejores polos gastronómicos de la costa uruguaya. Nadie puede irse de Punta del Diablo sin probar empanadas de mejillones, miniaturas de pescado o buñuelos de algas, verdaderos clásicos de la localidad.

El paseo gastronómico es solo uno de los atractivos del centro del balneario. Las calles de tierra, los ranchos de colores mirando el mar, las ferias artesanales y las boutiques rústicas forman un seductor paseo que termina con las noches más movidas de Rocha. Pubs y discotecas ofrecen distintas alternativas para salir entre amigos, desde músicos en formato acústico hasta DJ’s que tocan hasta el amanecer.

Las excursiones ecológicas no pueden faltar en los itinerarios de Punta del Diablo. Tras solo cuatro kilómetros por la costa se llega al Parque Nacional Santa Teresa, una hermosa reserva natural con especies exóticas y autóctonas. Aquí se encuentra la famosa Fortaleza de Santa Teresa, construida por los portugueses en el siglo XVIII y declarada Monumento Histórico Nacional. El mirador del Cerro Verde en la Playa Grande y el Monte de Ombúes en Valizas (a 50 kilómetros) son paseos muy disfrutables para el ecoturismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>